Sobre Mi

Mi perro Tabó y yo :)
Mi perro Tabó y yo 🙂

Hola!

[email protected] a mi blog!

Soy Adina Carrera Gaytan, amante de los animales y en especial de los perros. Tengo un perro llamado Tabó que al día de hoy ya es adulto, pero en su momento, cuando era cachorro, me dio muchísimos dolores de cabeza, por su mal comportamiento 🙁

Te contaré un poco como fué:

Una amiga de mi tía tenía una perra que tuvo en su momento varios cachorritos. Yo los fui a ver a su casa y todos me parecieron preciosos, pero enseguida de enamoré de uno en particular. Y parece que él también sintió algo especial, ya que no se quería separar de mi. El problema era que yo vivía en un departamento algo chico, con un patiecito también muy pequeño y seguramente no podría ocuparme debidamente de él como se merecía.

Pero el entusiasmo pudo más, y finalmente de decidí a adoptarlo. Le puse como nombre Tabó y en seguida le puse una mantita en una caja y lo coloqué en un rincón caliente.

Desde el principio, y como era mi primera experiencia con un cachorro, cometí muchos errores que a corto plazo le formaron una mala conducta. Por ejemplo, yo jugaba con él y me mordisqueaba la mano y a mi me parecía algo divertido, por lo que lo buscaba para que lo siguiera haciendo. Luego de un tiempo, eso provocó que mordiera a todos los que pasaban por mi casa, incluída a mí. Y al pasar el tiempo ya no fue divertido, porque su mordida cada vez era más fuerte y sus dientes afilados.

También me ocurría que cuando me ausentaba de mi casa, al volver encontraba muchas cosas rotas y pis y caca por toda la casa, a pesar de haberlo hecho hacer sus necesidades previamente en mi pequeño patio. Una vez me rompió un par de zapatos muy lindos que me había comprado el día anterior. ¡Me quería morir!

Con el paso del tiempo me enteré que todas esas conductas fueron consecuencia de mi mala educación desde cachorrito. Por ejemplo, me enteré que me había roto mis zapatos porque yo solía darle para jugar un zapato viejo, y eso le hizo creer que todos los zapatos son para jugar…

La Solución a mi problema…

Desesperada ya, me pregunté si ya sería tarde para re-educarlo porque, aunque no era un perro totamente adulto, ya tenía algo más de un año.

Busqué por internet todo tipo de información y encontré muchos sitios al respecto, pero realmente no me parecieron la gran cosa. Hasta que un día encontré casi por casualidad un blog en donde recomendaban una guía para educar a perros cachorros. Entré enseguida a su página y aunque me pareció casi igual a todas las demás, decidí ponerme en contacto con su autora.

Enseguida le consulté sobre mi caso, de que si era ya tarde para educar a mi perro porque tenía más de un año y me constestó que todos los perros pueden ser educados correctamente. Cuanto más grandes son, más difícil es, pero es posible. En mi caso, aún mi perro no era tan grande y era perfectamente posible educarlo correctamente con su programa.

Le agradecí su respuesta y con muchísimas dudas (te soy sincera), decidí descargar su programa de educación.

Al cabo de las primeras semanas pude ver un cambio radical en el comportamiento de mi perro! Él ya no mordía, no rompía cosas y no hacía sus necesidades por cualquier lado, entre otras muchas cosas. La verdad es que haber descargado esa guía me salvó la vida! 🙂

Pasado un tiempo, me puse a pensar en la poca información que hay en Internet sobre la educación de perros cachorros. Entonces tomé la decisión de hacer un blog basado en información reciclada de varios sitios y mi propia experiencia con mi cachorro. De esa manera, mi objetivo fue reunir en un solo lugar buena información sobre la educación de perros cachorros, ya que la misma se encuentra muy desparramada y desordenada por todo Internet.

Mi perro Tabó y yo
Mi perro Tabó y yo

Como resultado de toda esa historia surgió este blog que estás leyendo ahora y que espero te sea de gran utilidad para poder educar correctamente a tu cachoro y así no pasar por todos los problemas que yo pasé en su momento.

 

Un abrazo!
Adina Carrera Gaytan

Arenales 50
12000 Montevideo

Sobre Mi
Califica este Artículo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*