Educar al Perro: Tips para convertirte en su líder y te obedezca

A pesar de lo que parece, no es necesario que seas un profesional para educar al perro. Simplemente debes tener algunos conceptos básicos en mente.

En primer lugar, debes tener en tu mente bien en claro que el Secreto más grande para educar al perro es saber que el que manda eres .

Hazle notar a tu perro una y otra vez que lo que tú dices es lo que se debe hacer y no lo que el ladra o aulla. Establecer estos roles significa que estás indicando quien es el líder, siguiendo lo que sería su comportamiento natural si viviera en una manada, donde existe siempre un líder al que los demás perros siguen y obedecen.

Aquí entonces la idea es que tú seas su líder natural.

Educar al Perro

Ahora vamos a enseñarte los aspectos generales que debes poner en práctica para educar al perro:

Enséñale a ser paciente:

Tu perro debe entender que tú eres el jefe y quien decide que hacer y cuando.
No respondas a las demandas de atención por parte de tu mascota ni le dejes iniciar las actividades deseadas todo el tiempo. Todos los perros deben tener su propio espacio, un lecho o una canasta propios.Tu perro aprenderá a retirarse alegremente a su “refugio” mientras tú descansas.Pasa un buen tiempo juntos:
Es muy importante fomentar la unión entre tu mascota y , no solo por diversión sino para reforzar la obediencia. Dedica cada día el tiempo necesario para realizar alguna actividad física y mental dentro de casa.

Varía la hora y tipo de juego para que tu perro no espere un cierto juego a una hora determinada; al final recoge los juguetes, así los recibirá con mas alegría la próxima vez.

Enséñale lo que esta mal:

Ningún perro sabe por instinto lo que está permitido y lo que no. Los perros tienden a morder todo, especialmente cuando están solos y sufren de ataques de ansiedad, cuando se aburre y carece de actividades satisfactorias.En el caso de los cachorros el problema es más grave, debido a que sus dientes sienten picazón y la necesidad de reconocer lo que esta alrededor de ellos y se llevan todo a la boca.

Por esta razón, es necesario establecer límites. Para hacer esto cuando lo encuentren mordiendo un zapato o cualquier objeto que no debe tocar, dile que esto no se debe tocar con dureza.

A continuación, debe quitar el objeto y reemplazarlo por uno de sus juguetes, de modo que el no se enoje y jugar con el.

Si a pesar de esto el mal comportamiento persiste, actuar como si fueras su madre. Tómalo por la piel en el cuello y sacúdelo suavemente mientras le dices “No!” en serio.

Poco a poco entenderá que a ti no te gusta lo que estaba haciendo y va a comenzar a conocer la diferencia entre lo que puede y no puede morder.

Acostumbrarse a estar solo en casa:

Para que tu perro se acostumbre a estar solo y no hacer desastres cuando no estás en casa, es una buena idea que lo lleves a dar un paseo.Esto hará que él este cansado y que no tenga energía para romper nada. Deja todos sus juguetes y alimentos a su alcance, así que cuando tiene hambre o quiere jugar, puede hacerlo sin tener que morder tus cosas.

Es bueno impregnar todos sus juguetes con tu olor ya que, a la hora de elegir un objeto, irá por algo que le recuerda a su dueño.

Es importante no dejar al alcance de sus tentaciones su hocico. Pon los zapatos y las medias a distancia, cierra los cajones, recoge cintas de vídeo, libros y cualquier prenda de ropa. Además  tu perro no debe sentirse como que vas a dejarlo solo, así que conducirse como si nada va a pasar.Una buena idea es que antes de la gran prueba de dejarlo solo es acostumbrarlo  poco a poco a la idea y hacer que se  sienta cómodo en todas las habitaciones de la casa.  Enciérralo en cada habitación durante 5 minutos con sus juguetes cada día. Si después de este procedimiento continúa mostrando ansiedad, actuar como su madre, como ya expliqué antes.

Si cuando vuelves a casa, observas que no se comporto como debe ser, no le prestes atención hasta que se acostumbre de nuevo a tu presencia y deje de saltar y ladrar. 

Su indiferencia le hará entender que él hizo algo inadecuado. Un castigo  no vale la pena, en primer lugar debido a la intimidación y en segundo lugar porque no se le dió en el momento en el que se portaba mal, así que no lo va a relacionar.

Como Educar al Perro: Tips Específicos para convertirte en su Líder y que te Obedezca

Aquí te mostramos algunos tips específicos para que emplees con tu perro y poder convertirte en su líder:

Cada vez que des una orden habla en un tono que indique superioridad, algo así como cuando se enojaba algún maestro tuyo en el colegio.

 Establece gestos como señalar, aplaudir, silbar, etc. Esto le dará al perro una señal para actuar de cierta manera.

educar al perro

 Maneja la entonación de tus órdenes. Por ejemplo, pronuncia una entonación de enfado cuando quieras que deje de hacer algo indebido, pero demuéstrate entusiasta cuando le preguntes, por ejemplo, si le gustaría ir a dar un paseo.

 Refleja lo que quieres con tu estado de ánimo. Está comprobado que los perros reflejan en sus respuestas nuestros estados de ánimo. Esto lo podemos aprovechar en todo momento estableciendo el tipo de comunicación que querramos con nuestro perro, lo que permitirá calmarlo o ponerlo a trabajar tan solo con una palabra. Por ejemplo, si queremos que se calme, bastará con que nos mostremos calmados por cierto tiempo frente a él y seguramente se calmará. Por el contrario, si queremos que juegue, debemos de mostrarle cierta energía en nuestro ánimo. Aplica este método del estado de ánimo y verás lo efectiva que es.

 Mantén una cierta coherencia en tus órdenes hacia él. Es muy importante que mantengas la misma entonación, gestos y palabras cada vez que quieras que realice la misma acción. Recuerda que los perros no pueden saber el significado de las palabras, sino que asocian su sonoridad, los gestos y tus acciones con ciertas conductas.

Por lo tanto un cachorro que crece con un cierto conjunto de comandos responde a ellos con mayor rapidez que uno que es frecuentemente confundido por órdenes contradictorias. Cuanto más coherente seas en tus comandos, mejor entrenado será tu perro, y mayor confianza tendrás en él respecto a su obediencia.

► La rutina es todo para mantener sus tácticas de entrenamiento constantes. Establecer una rutina diaria es fundamental para acostumbrar a tu perro a obedecerte.

 Trata a tu cachorro de la misma manera en que tratarías a un niño, estableciendo límites estrictos y dejando saber lo que puede pasar y lo que definitivamente no puede pasar.

Aplica estos tips y seguramente te ayudarán a educar al perro y por ende el comportamiento del mismo. Recuerda lo más importante: demuéstrate muy estricto cuando hace algo indebido y muy amable y afectuoso cuando hace algo correctamente.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*