Como Bañar a un Cachorro

Bañar a un cachorro no sólo significa asearlo, sino que también es una parte importante de su educación, ya que si tiene una experiencia negativa en tus primeros baños, no será nada fácil poder asearlo en un futuro.

Por otro lado, al principio, los cachorros son adorables, nuevos y con olor dulce. Pero una vez que han pasado unos pocos días, el olor a nuevo cachorro se convierte en olor a perro apestoso.

Esto significa que es tiempo de darle un baño. Bañar a un cachorro es fácil, pero la primera vez puede ser toda una aventura si no tienes experiencia.
Primero, antes de bañar a un cachorro, debes asegurarte de que tenga ocho semanas de edad o más.

Si el primer baño del cachorro es una experiencia agradable, baños futuros serán mucho más fáciles.

Como bañar a un cachorro

Aunque la mayoría de los perros disfrutan de jugar en el agua, a menudo no disfrutan de la hora del baño. Muchos cachorros tienen la piel muy delicada y el champú puede irritarla. Es importante usar un champú para perros que esté especialmente formulado para cachorros y su piel sensible.

Debes tener especial cuidado en que el jabón no le entre en las orejas o en los ojos, porque puede arruinar su primer baño.

Sólo debes bañar a un perro una vez al mes. Una opción para asear a tu cachorro a través de semanas sin baños es cepillarlo periódicamente y utilizar toallitas de perrito, que le ayuden a deshacerse de la suciedad mientras que das a tu cachorro un aroma fresco.

Enseñar a tu perro a disfrutar de los baños es muy importante. Será, sin duda incómodo al principio, pero si estableces una rutina, tu perro se sentirá más cómodo cada vez.

Una sugerencia es permitir que el perro se siente en una tina llena de agua tibia y viertas despacio pequeñas cantidades de agua sobre él, desde la parte trasera del cuello hacia el resto del cuerpo. Esto ayudará a que se aclimate a la sensación y a la temperatura del agua.

Luego aplica el champú en el cuerpo y las patas hasta obtener una abundante espuma, cubriendo todo el pelaje. La cabeza del cachorro debe ser lo último en ser lavado.

Es muy probable que no seas capaz de completar el baño en tu primer intento. Es posible que tengas que intentarlo varias veces para acostumbrar a tu cachorro a la rutina.

Utensillos necesarios

Antes de empezar a bañar a tu cachorro, asegúrate de tener todos los elementos que precises a la mano. Reúne el champú para perro, una toalla y algo para retener el agua para enjuagar.

También hay que tener bolas de algodón y un paño suave. El algodón es perfecto para la limpieza de sus orejas y el paño se utiliza para limpiar la cara de tu cachorro.

Bañar a un cachorro puede llegar a ser una de las partes más importantes de la construcción de la relación que te unirá con tu perro. Sólo hace falta tiempo para crear una rutina que funcione para ti y tu cachorro.

El primer baño es fundamental para establecer el éxito en el futuro. Lo más importante es recordar usar un champú suave y que tu cachorro tenga ocho semanas de edad o más.

Mantener el primer baño corto y centrarse más en que el perrito se sienta cómodo en vez de que sólo esté limpio.

About the author

Educar Un Perro Cachorro EducarUnPerroCachorro.com es un equipo amantes de los perros que nos dedicamos a brindar la mejor información para educarlos desde que son cachorros.

Nombre
Email

Dejanos tu Comentario!

Dejanos tu Comentario

Nombre: (Requerido)

E-Mail: (Requerido. No será publicado)

Sitio WEB (Opcional):

Comentario: